Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¿Qué es Gestalt?

1 noviembre, 2016 | By |

La Terapia Gestalt (TG) no está dirigida sólo al ámbito de la psicoterapia, no es una técnica o un conjunto de técnicas diseñadas para el tratamiento psicoterapéutico, es más bien la actitud que hay detrás de esas técnicas. Fritz Perls explicaba lo que es la Gestalt con un ejemplo visual: mostraba una mano extendida y decía “esto no es Gestalt”, después mostraba la misma mano cerrada y decía “esto no es Gestalt”; a continuación mostraba la mano abriéndose y cerrándose continuamente y decía “esto es Gestalt”.

 

Gestalt es forma y movimiento, es dinamismo, es lo cambiante frente a lo estático, es la manera en la que configuramos la percepción de nosotros mismos y del mundo y la relación entre ambos. El sufrimiento humano se da cuando se corta el natural fluir de las emociones y los sentimientos en relación con el entorno, las circunstancias, y nos quedamos fijados en emociones antiguas que se corresponden con situaciones pasadas que repetimos de la misma manera que un ratón de laboratorio corre en la rueda de su jaula; movimientos ambos que no llevan a ningún sitio diferente del que ya estamos, energía gastada en la repetición.

Los tres pilares básicos en la TG son PRESENTE (aquí y ahora, es donde se da la vida) CONSCIENTE (traen a nuestra consciencia lo que ocurre ahora, percibirnos y percibir el entorno) RESPONSABLE (la responsabilidad no es lo que han hecho de mí, sino lo que yo hago con lo que han hecho de mí).

Con esto, la TG no persigue sino la plenitud en la vivencia del aquí y ahora, la plenitud en la conciencia de mí y del mundo, y la responsabilidad plena de nuestros actos, de nuestras elecciones y sus consecuencias. No se trata de cambiar nada, de quitarnos nada ni de dejar de ser lo que somos, sino que se trata de sumar, de integrar lo que no tenemos integrado, de incorporar lo que negamos y de expandir nuestra conciencia de nosotros mismos y del mundo. No se consigue el equilibrio cortándonos parte de nosotros que no nos gustan (la neurosis) sino sumando, desarrollando aquellas que nos completan, integrando lo que negamos.

Hacemos personas más íntegras, más integradas, nos permite diferenciarnos del otro (“yo soy yo y tú eres tú”), y relacionarnos con mayor plenitud.

Perls pensaba que ser terapeuta era ser uno mismo y viceversa, y Claudio Naranjo dice en alguno de sus libros que el entrenamiento en psicoterapia es un “guiarles a ser ellos mismos”. Ambos coinciden en que lo que cura es la relación, más allá de las técnicas que se usen.

La Formación en TG está pensada y diseñada para guiar el crecimiento y conocimiento genuino de sí mismo, para afinar la herramienta que somos en la relación terapéutica, y para conocer las teorías y técnicas que nos ayudan a completar, asimilar e integrar las experiencias.